En el olivar…

Por mariló arroyo
Tal vez tenga que ver o no con la profesión a la que me dedico, pero de un tiempo a esta
parte creo que, en una boda, debería haber una sesión especialmente dedicada a la novia
o cada una de las novias.
La complejidad de un vestido de novia por sencillo que sea siempre tiene miles de puntos
de vista, perspectivas, detalles... Me da la sensación de que una sesión se queda corta
para mostrar lo maravilloso que es el vestido que cada novia lleva con esa
dedicación, cariño y tiempo. Sobretodo cuando se trata de vestidos hechos a medida
como los que hacemos nosotras. 
Ahí lo dejo, señores fotógrafos... jjj


feliz día :)) 
@_missarroyo
vestido @dearroyoatelier
pendientes @ciengrados.design
fotógrafo @vsoblechero

2 Comments

Dejar un comentario

Campos obligatorios *